Biografía

Mi nombre es Marta Godayol Garcia y nací en Barcelona (1987). Vivo en Santa Coloma de Farners (España).

Des de pequeña he estado confrontada a una gran hipersensibilidad, percibiendo detalles imperceptibles por los cinco sentidos. 

Percibía en mi misma y en los otros, deseos, emociones reprimidas, proyecciones, miedos, energías densas, llegando la mayor parte del tiempo a un agotamiento físico y mental, sin saber realmente que me pertenecía. Como una esponja absorbía toda esta información sin tener el tiempo de la comprender y la digerir. Haciendo de mi una niña cansada, frágil de salud con mucha necesidad de soledad para cargar pilas. No obstante, yo era una niña empática, capaz de entrar en el universo del otro, comprendiendo todo lo que vivía. 

El hecho de no comprender todo lo que me pasaba, provocaba en mi un gran sentido de culpabilidad. Es por esto que probaba de adaptarme a los esquemas propuestos por la sociedad y mi entorno. 

Después de haber acabado los estudios de maestra y pedagogía, y haber trabajado en escuelas diferentes, tuve una fuerte crisis. Ya no podía continuar fingiendo más.  Estaba cansada de querer ser alguien diferente a quién yo era realmente. Fue entonces cuando decidí dejar mi profesión para dedicarme a saber quién era yo en realidad.  Me marché a vivir a Italia, para tomar distancia al mundo que había conocido hasta entonces. Allí hice un gran descubrimiento: la causa de mi malestar o mi insatisfacción, no tenia nada que ver con mis padres, mi cultura, mi educación. Fui a vivir en otro país, empezando todo de cero, y atraía en mi vida, el mismo tipo de persona y las mismas situaciones. Había cambiado el decorado, pero no la esencia. 

Un año más tarde me fui a vivir en Francia, aun inmersa en este descubrimiento y empecé a poner en practica todo lo que descubría. 

Aprendí a conocerme. Me di el tiempo para hacerlo i empecé a atraer a mi vida experiencias orientadas hacia el bienestar personal y hacia la espiritualidad.

Empecé a desarrollar mis talents innatos, mi clarividencia y mi intuición. Mi sensibilidad no era más un problema, era una bendición. Entonces, pasé una etapa de aprendizaje de técnicas y herramientas más espirituales como el Reiki ( sanación a través la imposición de manos), la sanación cuántica, la meditación, el yoga, la filosofía oriental, la macrobiótica, la biodanza, la astrología, la numerología, MLC (método de liberación de corazas). Pero al inicio, la utilización de estas herramientas estaba basada en el deseo de cambiar mi realidad (una creencia, un dolor o una situación). Había mucho dolor y mucho sufrimiento dentro este proceso, ya que no aceptaba la situación real que vivía. No es hasta el día de hoy que tomo la responsabilidad de mi vida, a través de aceptación total de lo que siento, en una esfera de honestidad donde dejo que la vida se exprese a través de mi. Utilizo estas herramientas y estos métodos para acompañar mis sensaciones y situaciones, no en un rol de victima, sino de creador.

Actualmente, gracias a todo este trabajo de desarrollo personal, tengo ganas de compartir mi presencia, mis experiencias y mis talentos al mundo y a todas las personas que desean ser ellas mismas, en un espacio de integridad y honestidad.